Hay muchas razones que hacen a la clusterización relevante tanto para los negocios como para la investigación. Este fenómeno, es un conjunto de todos los recursos necesarios para crear todas las condiciones previas necesarias para la comercialización de invenciones, productos con alto valor agregado y tecnologías revolucionarias. Sin embargo, el fondo teórico todavía no es lo suficientemente maduro para asegurar la creación de clusters en diferentes áreas y para hacer que las políticas del gobierno más eficientes. Los clusters (como una forma de funcionamiento de la propia empresa) han sido puestos en práctica para ayudar a crear un valor agregado mayor.

La clave radica muchas veces, no sólo en el Ecuador,  en que muchos tienen poco éxito en la atracción académica adecuada.

La mayor parte del beneficio del clúster se logra debido a la integración de las diferentes competencias de los recursos humanos. Debe ser observado que un clúster no abarca sólo a las empresas cooperantes, sino que se trata más bien de una sinergia de una relación dinámica y de red entre los miembros del clúster (empresas, gobierno, instituciones educativas y el apoyo de esas organizaciones entre sí).

De acuerdo con la literatura científica, los clusters aparecen en diferentes formas:

  • Cuando las empresas necesitan mano de obra especializada;
  • Cuando el negocio depende de la ubicación geográfica donde los recursos naturales se concentran;
  • Cuando el negocio depende de la infraestructura;
  • Cuando existe la necesidad de investigación.

Por estas razones, las empresas determinan concentrarse en un clúster y crecen en una región. Por supuesto, en algunos casos es posible iniciar un clúster por el consenso de los líderes en la cooperación como consecuencia de la comunicación. A pesar de estas consideraciones, la infraestructura de apoyo es vital para el desarrollo de clusters, y la falta de la misma puede ser la principal causa de un lento avance en la clusterización.

Cada cluster en diferentes regiones tiene diferentes puntos fuertes. En general, la región donde la agrupación se asienta ha alcanzado una importante ventaja competitiva. Las agrupaciones tienen la capacidad de ofrecer beneficios a nivel local, como la puesta en común de experiencia, desarrollo de relaciones y la motivación para trabajar juntos. El cluster crea puestos de trabajo y fomenta la innovación.

Las entidades de agrupadas están relacionadas por conexiones múltiples, por lo que es digno de mención que un clúster es una parte integral del fenómeno de agrupamiento; su teoría se basa en la sociología de la ciencia, específicamente en la teoría de la estructura social que describe la relación entre un conjunto de nodos. De acuerdo con la teoría de redes puede ser estudiada en diferentes niveles, tales como interpersonal, organizacional, entre organizaciones.

La búsqueda de ventajas competitivas estimula la búsqueda de nuevos modelos de negocio. En principio, la clusterización no es un fenómeno nuevo, pero su teoría es muy nueva. Es reconocido que las agrupaciones regionales son un fenómeno en desarrollo y en rápida expansión en las economías emergentes. Nuevos procesos y fuentes de información crean la necesidad de cambiar la percepción de negocios.

Sin embargo la concepción de la competencia está cambiando: la competencia clásica (individual y acuerdos de negocios) está cambiando por la competencia interna. Por consiguiente, allí se abre la posibilidad de un cambio a un nuevo nivel cualitativo como permita la clusterization mediante efectos de sinergia en conjunto con la integración de sujetos de diferentes competencias. En este escenario la competitividad se percibe como un concepto amplio que se deriva de un bajo coste de los recursos y la calidad de la administración pública a nivel nacional, incluidos los factores geográficos y culturales.

¿Cómo llegar allí?

No hay una visión común e indiscutible sobre el papel del gobierno en el proceso de clusterización. Dos visiones diferentes prevalecen en la literatura: por un lado una que tiende a favorecer la intervención del gobierno con el fin de estimular la creación de agrupaciones, mientras que el otro sostiene que el gobierno sólo puede perturbar las fuerzas del libre mercado que impulsan los negocios en la clusterización. Un cierto compromiso entre estos dos extremos se debe alcanzar, ya que hay evidencias de que las clusterizaciones de éxito han surgido de forma espontánea y con estímulos gubernamentales.

Hay una tendencia a que las diferentes regiones con diferentes programas de clusterización están cada vez más entrelazadas y cercanas a todos los niveles. Los proyectos de clusters exitosos crean una reacción en cadena y apoyo a nuevas iniciativas; este tipo de proyectos es probable que coopere y comuniquen su experiencia. La política de apoyo a la clusterización en su mayoría se ocupa de combatir la falta de cooperación, la débil investigación industrial y la fragmentación del mercado.

Una política de clusterización debe avanzar hacia la eliminación de este tipo de estructuras. Esto requiere una estrategia de clusters precisa, atenta a la claridad de un clúster en sus objetivos y a la motivación de los actores que hacen vida en él.

 

(Visited 128 times, 1 visits today)