Compañías ecuatorianas promueven estrategias de sostenibilidad

Compañías ecuatorianas promueven estrategias de sostenibilidad

De la mano del momento por el que pasa el planeta, la sociedad y la economía, el desarrollo sostenible es un deseo y una necesidad de las naciones. Las empresas son un termómetro para medir la capacidad de crecimiento de estos factores.

Con el pasar de los años, cada vez son más necesarias las estrategias para garantizar los intereses de todos los sectores que componen a las sociedades. Economía, pueblo y ambiente deben estar en la permanente búsqueda del equilibrio que permita disfrutar de una buena calidad de vida, sin atacar a las generaciones futuras. Es decir, sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente, lo que la Real Academia Española entiende como sostenibilidad

El mundo propone a las empresas un sinfín de posibilidades para crecer partiendo de los recursos naturales, pero siguiendo ciertos parámetros que marcan las estrategias de sostenibilidad.

Los errores y descuidos de las industrias han ocasionados daños considerables, como por ejemplo: muertes por envenenamiento por mercurio, en Japón, o la contaminación por metales pesados debido a las actividades mineras, en Ecuador, según un ensayo presentado en la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí.

Ante esta problemática, las compañías deben contribuir desde la Responsabilidad Social y promover sostenibilidad en sus instituciones, en función del equilibrio antes nombrado.

Ecuador presenta, de acuerdo a informes elaborados por Deloitte, números de las compañías que siguen este camino y las que no.  Entre 2014 y 2015, fue mínimo el cambio, pasando de  62% a 61% el número de compañías que tienen en su haber estrategias marcadas para la sostenibilidad, aunque no existe una unanimidad de criterios al momento de crear estas estrategias.

Estas labores son asignadas a departamentos como Comunicaciones, Recursos Humanos o Gerencias Financieras hasta en un 22%. Sin embargo, al no tener un área dedicada únicamente a esto, entre el 45% y el 63% de las compañías en el país destinan un presupuesto anual hacia proyectos que se encarguen de la sostenibilidad y la responsabilidad social.

Por otra parte, más del 20% admite estar aún en camino a la creación de estos planes, mientras que un grupo menor del 18% no se preocupa por cumplir estos parámetros. El contexto actual exige estrategias de sostenibilidad, desde las grandes hasta las más pequeñas compañías de Ecuador.

El crecimiento y la rentabilidad de todas las empresas pasarán en gran medida por la preocupación y elaboración de estos planes. De hecho, son más las que aplican estos planeas que las que no, por lo que la diferencia de impactos eventualmente ocasionará que todos los grupos promuevan estrategias de sostenibilidad.

Más que una opción, el contexto, las demandas sociales, el medio ambiente y la economía llevarán a números superiores la preocupación por ofrecer estos planes, lo cual alargará la vida del planeta.

Latinoamérica avanza hacia esta búsqueda, con países como Argentina, que han llevado este tema a puntos de la misma sociedad. Ecuador, desde sus compañías, promueve las estrategias demostrando un cambio en la ética empresarial. Además, la nación es un referente como un modelo a seguir en el desarrollo sostenible.

(Visited 296 times, 1 visits today)