El negocio aseguradoras
El negocio de los seguros en Ecuador

El negocio de las aseguradoras en Ecuador ante la recesión

La economía ecuatoriana entró oficialmente en recesión en 2015 y continúa en lo que va de 2016. Ante este panorama muchas industrias y negocios han sentido los impactos. Para este año se espera que la economía se contraiga entre -2,8 y -5,04%, lo que se espera que tenga impacto en los distintos sectores de la economía incluyendo el de las aseguradoras.

En principio esta contracción provocaría la caída de la demanda de las primas de seguro. Esto, sin embargo, no tendría un impacto directo en el sector reasegurador debido a los fenómenos naturales en meses recientes, como la erupción del Cotopaxi y el fenómeno del niño, que aumentaron los reaseguros por parte de las empresas, ocasionando que el sector cediera un mayor porcentaje de las primas hacia las reaseguradoras. Todo esto se vio reflejado en las cifras globales: las primas netas de las empresas reaseguradoras se ubicaron en 26 millones USD, viniendo de 25,3 millones USD en 2014. Por su parte las utilidades se incrementaron de 1,3 a 2,3 millones USD.

Aún así el sector no sólo tendría que enfrentar una recesión. Es conocido que los empresarios latinoamericanos y ecuatorianos tienen un hábito poco desarrollado para contratar diversas pólizas de seguros para sus empresas y patrimonios, como no sea sobre sus vehículos o pólizas personales. Un estudio de Ekos Negocios asegura que el 39% de la población posee al menos un seguro, de esta cantidad el 79% ha adquirido la póliza por voluntad propia. El resto lo ha hecho porque una cláusula de algún contrato lo pide y lo consideran un gasto innecesario.

Cambiar esta cultura es vital no sólo para las empresas de seguros sino para el ambiente de negocios en general. No tener una cultura de contratación de pólizas implica que nuestras PYMEs son poco dadas a hacer gestión de riesgos, que de forma oportuna pueda gerenciar las consecuencias de cualquier imprevisto. Esto habla de una cultura financiera que debe continuar creciendo y diversificándose.

Entre 2014 y 2015 la Prima Neta Emitida en USD se redujo de 1.703 millones a 1.665 millones en 2015, para el sector asegurador. Esto se suma al incremento en el costo de siniestros de USD 339 a USD 409, otra vez de 2014 a 2015, disminuyendo la rentabilidad del sector. Además las empresas aseguradoras de Ecuador no sólo trabajan con reaseguradoras del país, sino con extranjeras lo que ubica el indicador de cesión de primas en el 39.9% en 2015.

Esto puede parecer un panorama desalentador pero ejemplos recientes demuestran que el público general puede cambiar su percepción hacia un área de la economía y hacia un tipo de empresa en particular. Como mencionamos anteriormente una percepción favorable de los seguros y las empresas aseguradoras no sólo beneficiaría a las empresas, sino que forma parte de la seguridad financiera para una comunidad.

Un caso reciente es la mejora en la percepción que los ’millennials’ han tenido hacia este tipo de compañías en Estados Unidos y Europa. Según una investigación de mercado de Mintel.

Más de la mitad de los Millennials dicen que las compañías de seguros son más dignos de confianza que hace cinco años. El 53% de los Millennials en comparación con el 31% de los consumidores en general. Tres de cada cinco Millennials confían en las compañías de seguros para hacer lo mejor por sus clientes (61%) y concuerdan en que las aseguradoras están interesadas en mantener a los clientes con buena salud (58%).

“Las aseguradoras deben tomar ventaja de esta perspectiva positiva y hacer lo que puedan para construir y mantener relaciones con los Millennials ya que sus necesidades de seguro no harán sino crecer con el tiempo,” dijo Robyn Kaiserman, analista de servicios financieros de Mintel, en un comunicado.

Mientras que los Millennials pueden ser una esperanza para la industria, los proveedores de seguros todavía tienen trabajo por hacer con el fin de mejorar su imagen entre las mujeres: sólo una cuarta parte (26%) de las mujeres ve las compañías de seguros como más fiable de lo que eran hace cinco años (frente al 36% de los hombres). Mientras que cerca de la mitad (49%) de de los hombres ven a las compañías de seguro con confianza para hacer lo que es correcto para sus clientes, mientras sólo el 42% de las mujeres están de acuerdo.

Podemos concluir que, en general, la confianza hacia estas compañías es algo difusa alrededor del mundo pero esto no es un impedimento para ganar cuotas de mercado nuevas y promover una sana cultura de prevención y gestión de riesgos.

 

(Visited 61 times, 1 visits today)