Mujeres ejercen rol estratégico en las compañías

Mujeres ejercen rol estratégico en las compañías

Uno de los elementos que caracteriza al mundo moderno es la igualdad de género. Hombres y mujeres, en teoría, comparten las mismas oportunidades, derechos y deberes, e integran una fuerza de trabajo valiosa. De hecho, diversos análisis afirman que la presencia de las damas en sitios estratégicos garantiza el éxito dentro de una compañía.

El reporte Global Leaderhsip Forecast 2014-2015 de la consultora Development Dimensions, citado por Forbes, sostiene que las empresas con mujeres en posiciones de liderazgo tienen mejores resultados financieros en un 20%, mientras que aquellas que no contaban con tanta presencia femenina en los puestos clave tenían menor rendimiento.

La famosa publicación hace referencia a un estudio de Accenture, en el que 52% de la muestra asegura que las compañías están preparando más mujeres para asumir cargos de dirección, a pesar de que OCC Mundial (organización dedicada a “optimizar los procesos de reclutamiento y selección de personal” para otras compañías) que menos del 10% de los puestos como directivo son ocupados por mujeres. Esto podría cambiar muy pronto.

TISOC Coaching, una escuela de coaching española elaboró una lista de las razones por las que las instituciones deberían aumentar la presencia de mujeres dentro de personal, según 20minutos: “intuición, empatía, disposición para el trabajo en equipo y buen trato”, las cuales califican como una “ventaja competitiva de género, sumado a que poseen “multifoco, comunicación ilimitada, competencias emocionales, diversidad y cohesión”.

Los análisis argumentan que, en el aspecto laboral, las mujeres suelen orientarse a las personas y sus necesidades, lo que mejora el ambiente de trabajo, mientras que los hombres se enfocan más en alcanzar los objetivos y en los resultados organizacionales, lo cual sustenta las teorías sobre la capacidad de multifoco femenino y el monofoco masculino.

A su vez, mencionan que las damas, de forma natural, solucionan los problemas mediante el diálogo, lo que fortalece la “comunicación veraz” en el grupo, mientras que los varones se ensimisman, puesto que su instinto los hace trabajar en silencio.

En crecimiento sostenido, aunque lento

El número de mujeres emprendedoras en el mundo aumenta cada año. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía mexicano aseveran que entre 1995 y 2013 la cantidad de mujeres emprendedoras ascendió de 2,5 a 4 millones. No obstante, un reporte de McKinsey, de 2013, informa que solo 3 de las 100 empresas más grandes de América Latina, una región donde el machismo es reconocido históricamente, tienen mujeres en puestos ejecutivos. Poco a poco, las fuerzas se van equiparando. Se espera que el número de mujeres en cargos directivos será mucho mayor en 2030.

Figuras como Ángela Merkel, Hillary Clinton, Melinda Gates, Michelle Obama, Melinda Gates, Oprah Winfrey y Michelle Bachellet fortalecen la imagen del liderazgo femenino. La consultora mexicana Griselda Hernández, CEO de Kelly Services, entrevistada por Forbes, comenta la necesidad de que en las organizaciones haya apertura para entender el rol y las decisiones de la mujer.

“Una mujer es más sensible al trabajar en equipo, tiene la facilidad de relacionarse con todos los niveles dentro de una organización. El reto es cultural y es el más fuerte porque hemos y mujeres hemos sido educados para fungir ciertos roles en la sociedad”, analiza Hernández.

 

 

(Visited 92 times, 1 visits today)